La Bayamesa

Mambisa y Rebelde, heredera de la MUJER BAYAMESA que marcó la historia de Cuba

Ocultando la verdad.

dm-infancia-2012-imagen-cuba-siPor Arthur Gónzalez

Una vez más los medios de prensa controlados por el gobierno norteamericano y alguno de sus aliados más cercanos, decidieron ocultar la verdad sobre la celebración de los derechos humanos en Cuba.

Para la Isla mayor de las Antillas el 10 de diciembre constituye un día de fiesta, pues a partir del 1ro de Enero de 1959, cesaron las continuadas violaciones de los derechos de millones de mujeres y hombres que eran pisoteados desde 1902, por todos los gobiernos de turno de la seudo República, al servicio incondicional de los norteamericanos.

Aun hoy los cubanos y cubanas recuerdan como la despreciable Enmienda a la constitución de 1902, impuesta por el gobierno norteamericano y que debe su nombre al senador Orville H. Platt, limitaba la independencia de Cuba a las decisiones de los yanquis, la cual permitía la intervención del ejército norteamericano cada vez que lo desearan, quitó el derecho territorial a Cuba sobre la Isla de Pinos y obligó al gobierno cubano a entregar tierras seleccionadas por el gobierno de los Estados Unidos para dedicarlas a bases carboneras o navales y de la que aun hoy los cubanos tienen a la base naval en el territorio de Guantánamo, en contra de la voluntad popular.

Después del triunfo revolucionario en 1959, se alcanzó la plena igualdad de hombres y mujeres, con derecho a los mismos puestos de trabajo con similar salario, se eliminaron las discriminaciones por el color de la piel, el nivel económico y el origen social, dándole derecho a los pobres a estudiar en cualquier escuela de forma gratuita, el derecho a la asistencia médica en institutos especializados, hospitales y policlínicas, sin importarle a nadie el color de la piel, y sin costo alguno; la posibilidad de elegir y ser elegido sin tener que ser una persona pudiente, o hijo de políticos influyentes.

A partir de esa fecha victoriosa que tanto disgusta a los norteamericanos, los cubanos y cubanas son dueños de sus destinos, se erradicó el analfabetismo en la Isla y se abrieron cientos de escuelas en lo que antes fueron cuarteles militares, fueron creadas escuelas de arte y de deporte en cada provincia del país, las universidades se extendieron de igual forma e incluso se abrieron filiales municipales, sumando cientos de centros de este nivel.

Los negros y negras cubanos, no afrocubanos como dicen los norteamericanos, pues todos nacieron en Cuba y tiene el derecho de serlo, pueden trabajar en bancos, empresas, aeropuertos, bares, restaurantes, hoteles, centros comerciales e incluso ser artistas de la TV, el Cine y el ballet clásico, lugares destinados antes de 1959 solo para blancas y blancos, algo que muchos ya no recuerdan o no quieren hacerlo.

Todos los niños tienen derecho a ser inmunizados con 12 vacunas contra enfermedades curables sin pagar un céntimo, situación impensable antes del triunfo revolucionario.

No hay persecución religiosa, y cada cual pueda creer en lo que desee, antes era un tabú tener fe en los santos de la regla de Ochá, y hoy se ve como algo natural y no discriminado.

Los cambios en el sistema electoral permiten que todo cubano y cubano tenga derecho a ejercer el voto desde su circunscripción, proponer a su delegado a la asamblea municipal, provincial y nacional sin tener que cambiarlo por una plaza en una escuela para sus hijos o por una cama en un hospital para curar a un familiar.

La homofobia se acaba y se aceptan las diferentes orientaciones sexuales sin ser consideradas como una enfermedad.

Se erradicó la tortura, los asesinatos políticos y los desaparecido, algo común durante los gobiernos respaldados política y militarmente por la Casa Blanca y el ejército norteamericano, entre ellos el de Fulgencio Batista que fue de los más sangriento con más de 20 mil muertos, más otro tanto de torturados y desaparecidos.

En fin, que el 10 de diciembre el pueblo cubano celebra con alegría los avances en esa materia, mientras un minúsculo grupito de asalariados de los yanquis, siguiendo sus órdenes pretenden tomárselo como bandera, para intentar ocultar lo que la Revolución logró en ese campo, a pesar que un alto por ciento de esos subordinados a los norteamericanos son negras y negros, que gracias a la revolución cuentan hoy con los derechos que antes de 1959 no tenían.

De todo esto y de cómo el pueblo celebró con fiestas en plazas y parques esta fecha, no se habla, pues se manipula y oculta la verdad, esa que tanto le duele a los yanquis y a sus lacayos.

Anuncios

Archivado en: Cuba, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tuitea conmigo @labayamesacuba

Galería de Imágenes

A %d blogueros les gusta esto: